Hace ya varios meses se venía hablando de este spot, una verdadera joya para el skateboarding en el centro de la Ciudad de Guatemala con piso aceptable, rampas y bajo techo, que más pedir. Y por fin se dio el momento de llegar dicho lugar que tanto se habló.

Desde el día anterior no paraba de llover y patinar en las calles era imposible, no podíamos perder tiempo ya que nos quedaban pocos días en Guatemala para terminar el tour, así que sin pensarlo más fuimos al spot del que tanto hablamos a ver si lográbamos por fin poder patinarlo.

Allan y Yuri preparando el spot de "el nunca jamás" Guatemala,

Llegamos al lugar junto a Allan Vásquez y Yuri Aldi a ver que podíamos hacer y como lograr conseguir el permiso, el cual se nos dio con una condición “nunca debemos decir donde queda y jamás invitar a nadie” con el fin de evitar problemas, de ahí su nombre “El Nunca Jamás” y pues nos toco cumplir con lo prometido.

Entramos al lugar y estaba bastante oscuro y lleno de polvo, pero con unas bonitas estructuras antiguas, piso bastante aceptable y con un set de rampas por armar, así que manos a la obra, a poner todo en su sitio y algo de cera para dar inicio a la sesión de skateboarding mientras afuera la lluvia continuaba.

Yuri Aldi manos sucias

Comenzaban los trucos a salir agregandose un grado más de dificultad, las rampas se ivan poniendo mas y mas aguadas, se movían muchísimo en cada truco pero solo fue cuestión de que Allan y Yuri agarraran la costumbre y con algo de creatividad darle solución.

Al caer la noche la lluvia continuaba y la sesión de skateboarding iva de lo mejor y aunque los flashes dejaban de responder, las lamparas se apagaban por que sí, logramos terminar la sesión con éxito, saliendo del lugar en total oscuridad y rumbo a La Berna por unos merecidos panes para recargar energías para el día siguiente.

Aquí las fotos de la sesión en el Spot “El Nunca Jamás” el cual esperamos regresar y que se pueda volver a patinar.